Poesía sin Respeto

Mujer Otoño

Una mujer que parecía
una tarde de otoño,
a veces semilla y otras retoño
nostalgia que caía y por dentro florecía.

No tan fría, no tan cálida,
tu mirada naranja marca la entrada
niña romántica y enamorada
de cabello largo y piel pálida.

Solitaria y callada,
mujer de amable sonrisa
y alma sosegada.

Mariposa de otoño y dulce mirada
mujer de sutil brisa
que abanicas la noche con tu llegada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *