Poesía sin Respeto

Lluvia estrellada

Cuerpo marcado
por cientos, miles de estrellas,
sello indeleble.

Huellas de vida,
vestigios de luz,
naturaleza,
sol viviendo en las mejillas
como lluvia de café.

Nacen valientes en la frente,
resbalan por la nariz,
mueren en los labios,
reviven camino al corazón.

Herencia materna
de mi madre,
ella de la suya.
Pecas en forma de mujer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *