Poesía sin Respeto

Zarina Ávila

Soy Zarina, mujer, guajira, esposa y mamá, la mamá de Sara y desde hace 8 meses también la mamá de Felipe. Escribir siempre ha sido un vehículo de transformación y auto entendimiento en mi vida. He querido escribir de muchas cosas y he escrito mucho de mi vida como mamá, pero la poesía siempre se mete en la mitad y me toca el alma. Espero poder seguir poniendo en el papel lo que pasa por mi alma y por mi mente para mí y para todos aquellos que se puedan sentir identificados con mi manera de ver el mundo y de asimilarlo a través de la palabra escrita.

Poema prestado

Una noche
Una noche toda llena de perfumes,
de murmullos y de música de alas,”
una noche
donde el encanto del bosque denso
se colaba sigiloso en nuestras almas.
Y allí,
tu y yo,
solos
juntos
rodeados de cristalina escarcha
y de neblina blanca
sobre la alfombra verde
nuestra piel se juntaba
Y no había tiempo
Ni hadas
No había luna
Ni cúpula estrellada
No habían mariposas de alas encantadas
Ni sapos
con su croar desentonado en la mañana
Solos
juntos
tu y yo,
en medio del perfume,
del murmullo y de esa música de alas,
nos tragamos a bocados en una danza fantástica.
Y no hubo espacio ni materia
ni sonidos ni palabras
ni instantes eternos
que la pasión no devorará,
porque en la fusión de nuestros cuerpos
y su respiración agitada
nos perdimos para siempre
rodeados de esa escarcha
y de su neblina
espesa y blanca
sobre la alfombra verde
donde nuestra piel
eternamente se juntara.