Poesía sin Respeto

Morelia Jaramillo

Nací, estudié arquitectura y fui madre en Medellín. Mi domicilio es siempre temporal, incluso emocionalmente, porque cuando estoy acomodándome en alguno, la fuerza de una nueva experiencia me arranca de allí. Lo único que permanece es escribir, y lo hago con especial interés sobre el mundo onírico donde encuentro pistas y algunas veces respuestas a mis innumerables porqués. La encuadernación que es mi oficio actual llegó por azar cuando vivía en Chile. Pero fue en Buenos Aires, Argentina, donde descubrí el gozo de transformar tela, hilo y papel. De regreso a Medellín hace dos años comencé un proyecto de libretas artesanales llamado Vos en PAPEL. Con él exploro diferentes estructuras de encuadernación, pero sobre todo invito a resignificar el valor esencial de la escritura, rescatando el diario personal para el registro en palabras o dibujos de lo que nos acontece o llama a nuestra imaginación.

Despedida

Hay obras en la carretera.
Túnel boca negra
sin la brisa blanca
y el arrullo azul del mar.
Cierro los ojos
para ver los muros de color ocre,
siena y palo de rosa,
de las cálidas fachadas mediterráneas
que dejamos atrás.
Quiero regresar al verde olivo de los campos,
a los retorcidos arbustos marrón,
al naranja Spritz que la sed ayer me calmaba
y al amarillo limón del atardecer.
Un rojo intermitente me hiere los párpados.
La Provenza y la costa azul son un recuerdo más.
La autopista me adormece
con su pasar infinito de rayitas blancas y gris pavimento.